Inicio

Carlos Arteaga

 

Carlos

carlos

carlos
"A solas y herido por 11 días, el venezolano Carlos Arteaga
dice que Dios lo protegió milagrosamente en el Amazonas
."


"Doce de los mejores doctores en Venezuela vinieron a verme al hospital y me dijeron que tenían 12 razones por las cuales yo no debía estar con vida", Arteaga manifestó. "Me dijeron que era imposible que estuviera rodeado de cinco cadáveres y aún así sobreviviera. Les dije que en el Salmo 91:3, dice: 'Él te librará del lazo cazador, y de la peste destructora'."

Para cumplir con el pacto que hizo con Dios desde el accidente, Arteaga renunció a su carrera como instalador de torres de televisión y radio para convertirse en una evangelista a tiempo completo. Al año del accidente, él compartió su testimonio en una plaza de toros frente a unas 14,000 personas, de las cuales 3,800 aceptaron a Jesús.

"No estoy seguro por qué Dios escogió salvarme la vida", añade Arteaga, quien ha viajado cinco veces a los Estados Unidos a compartir su testimonio. "El Señor conocía mi pasión por las almas perdidas, preservó mi vida para cumplir su propósito con mi llamado."


Pantalla Completa

"Carlos Arteaga - Sobreviviente"- Archivos

Testimonio De Carlos Arteaga- Rescatado De La Selva Amazonica (Full DVD iso)
1




Mas Testimonios - Página Principal
http://www.freecdtracts.com/com/testimonio/testimonios_de_impacto.htm
 

El sobreviviente Carlos Arteaga al ser ingresado al Hospital "Peréz Carreño en la ciudad de Caracas

luego de permanecer 10 días herido en la selva amazonica.
--------------------------------------------------------------------------------
SE TRASCRIBE INFORMACION EXTRAOFICIAL DE LOS DISTINTOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN SOCIAL SOBRE EL REFIRO CASO.
--------------------------------------------------------------------------------
DIARIO EL NACIONAL, DIA SABADO 23 DE OCTUBRE DE 1999

Entre árboles de 60 metros de altura

Rescatan a sobreviviente de siniestro de Cessna 207

El técnico de televisión, Carlos Arteaga, fue trasladado en un avión de la Marina desde Puerto Ayacucho a Maiquetía para ser recluido en el Hospital Pérez Carreño. Cuatro ocupantes perecieron en el accidente y tres se encuentran desaparecidos desde el jueves cuando salieron a buscar ayuda.

SANDRA GUERRERO
ARMANDO GRUBER

A 7 minutos de San Juan de Manapiare y a 30 kilómetros de Puerto Ayacucho, fue localizada siniestrada la avioneta Cessna 207, siglas YV-745-C, propiedad de la empresa Aguaysa, desaparecida desde el 12 de este mes con 8 personas abordo.

Carlos Arteaga técnico de televisión fue rescatado con vida. Fue sacado del lugar del siniestro y trasladado al Hospital José Gregorio Hernández de la capital de Amazonas, donde los médicos lo atendieron y luego recomendaron traerlo a Caracas para ser sometido a una intervención quirúrgica en vista de la gravedad de las lesiones (politraumatismos) que presenta.

Extraoficialmente, se informó que los 4 fallecidos son: Romy Uzcátegui, piloto; Ismael Ramírez; Cabo I de la Guardia Nacional; Omar Pinto Guayamare, comandante del puesto de San Juan de Manapiare; y José Puerta, empleado de la OCEI.

Están desaparecidos: Julián Rodríguez; Rocío Montoya, empleada de la OCEI; y la niña de 11 años, Noris Irene Villarreal, quienes salieron en busca de ayuda, presumiendo que pudieran encontrar un poblado indígena en los alrededores del siniestro. La dama y la menor, según versión de propio Arteaga, resultaron con aporreos leves. Ellas lo atendieron y le suministraron agua. Posiblemente, se extraviaron en la selva.

Anoche, un avión de la Marina trasladó al aeropuerto de Maiquetía a Carlos Arteaga, para ser recluido en terapia intensiva del Hospital Pérez Carreño, en vista de que tiene fractura de cráneo y lesiones severas en la pierna izquierda.

Un avión de Defensa Civil Carabobo fue el primero que avistó los restos de la cessna, en la mañana de ayer. Los tripulantes de ésta aeronave recibieron información directa del centro de huracanes de Miami, que les mostró unas fotografías del sector cuando ocurrió el siniestro y ésta se cruzó con lo que tenía una compañía de Arizona, que escuchó el radioimpacto. Además, 2 fotografías de esta empresa coincidieron con lo informado desde Miami.

La cessna fue ubicada en latitud 5 grados, 20 minutos, 0 segundos; longitud 66 grados, 23 minutos, 0 segundos, a 7 minutos de San Juan de Manapiare.

Presumen que, una vez que el piloto Uzcátegui se comunicó por última vez con la torre de control y notificó que se estaba cayendo, desvió un poco la avioneta de la ruta y se estrelló contra los copos de árboles gigantescos, de 60 y 80 metros de altura y luego la aeronave se precipitó a tierra, quizás eso amortiguó la caída.

A Puerto Ayacucho viajaron el director de Defensa Civil, Angel Rangel Sánchez; y el director de Aeronáutica Civil, para coordinar el operativo de rescate y de búsqueda de las personas desaparecidas, que se reanudó hoy.

Ambos se trasladaron a la zona del siniestro, mientras otras comisiones hacen el rastreo por tierra para tratar de localizar a los 3 desaparecidos.

Las labores de rescate debieron ser suspendidas ayer tarde, debido al mal tiempo y lo inaccesible del lugar, pese a que ya se había construido un helipuerto provisional. Para hoy está prevista la reanudación de esas labores.

En conferencia de prensa, el director general sectorial de Transporte Aéreo del Ministerio de Infraestructura, coronel Víctor Delgado Monsalve, confirmó que están desaparecidos una mujer, un hombre y una niña, que según la versión dada por Arteaga, lo estuvieron atendiendo hasta este jueves, cuando decidieron salir en busca de ayuda.

Cabe destacar que el capitán de la cessna, Romy Uzcátegui, fue secuestrado, el 5 de octubre del 90, cuando despegaba del aeropuerto de San Fernando de Atabapo, en Amazonas, pilotando la avioneta YV-252-C, luego fue liberado en Barranca de Minas, territorio colombiano.

La información corresponde a las estadísticas que registra, Enrique Alberto Martín Cuervo, miembro del grupo de rescate Humboldt.
--------------------------------------------------------------------------------
NOTIARIO NOTITARDE, SABADO 23 DE OCTUBRE DE 1999

Muertos cuatro de ocho ocupantes

Localizada avioneta siniestrada hace 10 días en selva amazónica

Valencia/Caracas, octubre 22 (Lorena Fereira y Corresponsalía).-

Luego de 10 días de intensa búsqueda, miembros del SAR localizaron la avioneta Cessna de la empresa Aguaysa siniestrada en la selva amazónica y a cuatro de sus ocho tripulantes fallecidos, un sobreviviente y 3 desaparecidos, entre ellos una niña de 11 años, quienes están vivos, de acuerdo al relato del lesionado. La aeronave fue declarada en emergencia el pasado 12 de octubre en el vuelo Puerto Ayacucho-San Juan de Manapiare.

La aeronave, parcialmente destrozada, fue encontrada por los tripulantes de un avión Sky Truck, siglas 96110 de la Guardia Nacional, a las 10 de la mañana en el sector conocido como Caño Mosquito, una zona boscosa con árboles de hasta 100 metros de altura, a 30 minutos de Puerto Ayacucho y a 20 minutos de San Juan de Manapiare, en un sector del Cerro Morrocoy. La aeronave se había desviado 10 minutos de la ruta y fue encontrada por los funcionarios de la GN que trabajan en SAR, junto con la Armada venezolana, Ejército, Fuerza Aérea y particulares.

Según informó el general (AV) Víctor Delgado, director General Sectorial de Transporte Aéreo, en el lugar localizaron a uno de los sobrevivientes, identificado como Carlos Arteaga, quien sufrió heridas en diferentes partes del cuerpo y anoche era trasladado en un avión de la Armada venezolana a Maiquetía, para luego ser recluido en el Hospital Pérez Carreño.

El señor Arteaga, en principio fue llevado a Puerto Ayacucho, pero debido a la falta de capacidad del hospital de la zona, decidieron traerlo a Caracas.

Las otras tres personas, entre ellas una niña identificada como Noris Triana, de 11 años, hasta anoche permanecían desaparecidas en la selva, pero con la seguridad de que estaban vivas, ya que hasta el día jueves, según lo reveló el sobreviviente Carlos Arteaga, estuvieron acompañándolo y era precisamente la niña de 11 años quien le daba agua y le prestaba atención junto con las otras dos personas, cuyos nombres no fueron revelados.

Las cuatro víctimas no habían sido identificadas en el día de ayer.

a niña Noris Triana y Roscío Montoya y un hombre salieron a buscar ayuda luego de permanecer diez días en la zona del siniestro. El sobreviviente Carlos Arteaga aparentemente deliraba por la fiebre y esperan que se recupere para poder conversar con él.

Como se informara, la aeronave partió de Puerto Ayacucho con destino a San Juan de Manapiare con 8 personas, incluyendo al piloto. Los tripulantes fueron identificados como, el piloto Romy Uzcátegui, Julián Ramírez, Ismael Ramírez, el Cabo Primero de la GN Pinto Guayamare; Roscío Montoya, José Puerta, Carlos Arteaga y la niña de 11 años, Noris Triana.

El director de Defensa Civil Carabobo, Rafael Loaiza, indicó que cuatro funcionarios del estado y dos miembros del Grupo Bram le comunicaron el hallazgo de la avioneta siniestrada.
--------------------------------------------------------------------------------
DIARIO EL UNIVERSAL SABADO 23 DE OCTUBRE DE 1999

Rescatistas trasladaron a Caracas al único sobreviviente confirmado hasta el momento y reforzaron la búsqueda de tres personas desaparecidas.

La Cessna 207 apareció siniestrada.

CUATRO DE LOS OCHO pasajeros que viajaban en la aeronave murieron en el accidente ocurrido a 30 minutos de vuelo de Puerto Ayacucho, pero hasta el momento no se han podido identificar sus nombres. Los cuerpos serán trasladados hoy a la capital de Amazonas

Efectivos de la Armada venezolana y del SAR partieron para dar apoyo a las labores en Amazonas (Foto Paulo Pérez Zambrano)

María Elisa Espinosa
Marisol Decarli R.
El Universal

Caracas.- La avioneta Cessna 207 siglas YV 745C de la empresa comercial Aguaysa, desaparecida el pasado 12 de octubre, fue hallada a 30 minutos de vuelo de Puerto Ayacucho. De sus 8 pasajeros, uno fue encontrado con graves heridas, otros cuatro sin vida y ahora las labores de búsqueda se concentran en tres personas, incluyendo una
pequeña de 11 años, una señora y un adulto, quienes lograron salir de la aeronave y caminar por la selva en procura de ayuda.

El único pasajero confirmado como sobreviviente hasta el momento, Carlos Arteaga, fue trasladado en la tarde de ayer al hospital de Puerto Ayacucho con heridas de consideración tras el aparatoso accidente ocurrido a unos 15 minutos de su destino original, San Juan de Manapiare, en Amazonas.

En la noche fue transportado bajo estado de schock por un avión de la Armada a Maiquetía, y de allí conducido al hospital Pérez Carreño, pues su estado era delicado, aunque estable, luego de haber sufrido una fractura en el fémur derecho y el hundimiento de la bóveda del cráneo, precisaron preliminarmente los médicos que lo atendieron en la capital de Amazonas.

Arteaga, entre balbuceos y con una seria infección en la piel causada por las heridas no curadas, logró contar a los rescatistas que durante todo este tiempo fue asistido por la niña Norys Triana y por Rocío Montoya (la única mujer adulta del grupo de viajeros), quienes le proveían de agua.

Dijo que ambas salieron el jueves caminando dentro de la tupida selva, con la esperanza de conseguir un poblado cercano donde las auxiliaran, pero desde ese momento no supo más nada de ellas.

Otro de los pasajeros, sin identificar por ahora, se alejó del grupo con el mismo propósito y Arteaga presume que fue llevado por la fuerza del río Manapiare.

El sobreviviente también contó que estuvo compartiendo con la niña, la primera que le daba ánimo ante la tragedia. Pero asimismo tuvo que permanecer junto a los cuatro cadáveres.

No arborizó

En un principio se informó que un avión Sky Truck de la Guardia Nacional fue el que logró divisar la aeronave siniestrada, pero luego el director de Defensa Civil Carabobo, Rafael David Loayza, aclaró que fueron cuatro efectivos de este cuerpo, junto a dos voluntarios del grupo de rescate BRAM (tripulando una avioneta de la empresa Aguaysa) los que vieron _a las 10:00 de la mañana_ a la unidad colisionada sobre unos árboles cercanos al cerro

Camani y al caño Mosquito, al noroeste del estado.

Cuestión que fue negada por el director general sectorial de Transporte Aéreo del Ministerio de Infraestructura, Víctor Delgado Monsalve, quien además informó que el rescate de Carlos Arteaga lo hizo un helicóptero de la Fuerza Aérea.

El coronel Angel Rangel, director nacional de Defensa Civil, también presente en las acciones de rescate, desmintió que la avioneta hubiera arborizado. 'La verdad es que quedó destrozada', informó telefónicamente. Lluvias vespertinas.

Los grupos de rescate estuvieron trabajando durante 10 días en la búsqueda intensiva de la Cessna. La hipótesis que siempre prevaleció en relación con su desaparición fue el siniestro. La idea del secuestro no tenía mayores posibilidades, considerando la poca autonomía de vuelo de este modelo de aeronave, opinó en aquel momento el director nacional de Defensa Civil.

Tras conocerse los resultados positivos del operativo que se desplegó por tierra y aire durante más de una semana, ayer a las 12:00 del mediodía despegó de Maiquetía un avión de la Armada tripulado por tres oficiales de este cuerpo militar y otros tres del Servicio de Búsqueda y Rescate (SAR en sus siglas en inglés), cuya tarea era dar apoyo en Amazonas y trasladar a las personas que pudieran ser rescatadas en el suceso.

Entretanto, en Caracas, el director de Transporte Aéreo, Víctor Delgado Monsalve, insistía en que los trabajos en Amazonas se asumieron de manera interinstitucional (ministerios de la Defensa e Infraestructura, Defensa Civil, entre otros), y de allí los resultados. 'Los patrones de búsqueda emprendidos permitieron encontrar la avioneta,
así como la asistencia prestada por los aborígenes de la zona'.

En total, unas 100 personas han estado colaborando y lo seguirán haciendo hasta encontrar al resto del grupo. Aun cuando las condiciones meteorológicas de la mañana favorecieron las labores de rescate del pasajero herido y de los cuatro cadáveres, en la tarde las lluvias no fueron condescendientes, cuestión que dificultó la búsqueda
de la niña y los dos adultos desaparecidos. Las autoridades de rescate esperan que el ruido de los helicópteros sea escuchado por ellas y retornen al sitio donde ocurrió el accidente.

Néstor Machado, fiscal superior encargado del caso, informó que hoy serán trasladados a Puerto Ayacucho los cadáveres rescatados, aún sin identificar. Desde Amazonas, familiares de los pasajeros llamaban desesperados a Caracas para saber noticias.

Una búsqueda de 240 horas

SALIDA. 12 de octubre a las 7:30 am del aeropuerto Cacique Aremare de Puerto Ayacucho con destino a San Juan de Manapiare.

PILOTO. Rommy Uzcátegui.

PASAJEROS. Carlos Arteaga, José Puerta, Julián e Ismael Ramírez, el cabo I de la GN José Pinto Guayamare, Rocío Montoya y Norys Triana (11 años de edad).

SOS. El piloto se comunicó 40 minutos después de haber despegado para advertir que la aeronave presentaba una falla.

UN PRIMER INTENTO. Nueve personas abordaron una Cessna similar a la siniestrada, a las 7:00 am del 12 de octubre en el aeropuerto de Puerto Ayacucho, a fin de cubrir la ruta hasta San Juan de Manapiare, pero pocos minutos después de iniciarse el vuelo, un motor se apagó, lo que obligó al piloto a descender. En la segunda salida uno de los pasajeros
debió quedarse en tierra, porque la capacidad de la aeronave de Aguaysa era de ocho personas.

HALLAZGO. Tras ser divisada la avioneta ayer a las 10:00 am, un equipo de salvamento integrado por tres aviones entre ellos un Sky Truck de la GN y un helicóptero tuvo a su cargo las labores de rescate.



Media Player Downloads